¿Dónde están las llaves?

Llaves

Quizá alguna vez te hayas dejado las llaves del coche dentro del mismo vehículo, ya sea por las prisas o por un descuido, a más de uno nos ha ocurrido este caso.

Sin embargo, y antes de todo, es importante no perder la calma, ni tener como primera opción romper el cristal.

Como bien dice el refrán ´´más vale prevenir que curar´´, sería aconsejable realizar una copia de las llaves.

Actualmente y gracias a la tecnología, el duplicado de llaves ha progresado mucho y en numerosas cerrajerías disponen de máquinas capaces de realizar copias de la mayoría de modelos.

Aunque por desgracia, llaves electrónicas de marcas de alta gama son algo más difíciles y casi imposibles de copiar, y solo se consiguen acudiendo al concesionario de la marca en cuestión.

El precio de una copia de la llave del coche depende si se trata de una llave sencilla o una que incluya el mando.

Estos precios pueden variar dependiendo del tipo de mando, el año de fabricación del coche o incluso la zona.

Si ademas de perder la llave del coche, has perdido el mando del garaje, puedes optar por pedir a algún vecino que te preste la original y realizar un duplicado.

Pero para evitar que esto te suceda, lo recomendable es llevar las llaves del garaje y las del coche por separado.

Tipos de llaves:

Llaves sencilla:

Esta llave era muy común hace unos 20 años. No incluían sistemas electrónicos y eran fáciles y baratas de copiar.

Llaves con mando integrado:

Son las mas extendidas, la paleta suele ser plegable y para poder arrancar el coche tan solo hay que introducirla en la cerradura y girar.

Llaves tarjeta:

No se puede copiar. Este tipo de llave, permite abrir y cerrar el vehículo sin tener que sacarla del bolsillo.

Llaves electrónica:

Es un transmisor sin paleta que se introduce por una ranura situada en el salpicadero y que permite arrancar tan solo por un botón.