La cerrajería, abrimos una puerta al pasado.

Cerrajería antigua

La cerrajería, esa profesión donde ponemos al alcance de sus profesionales mayor parte de nuestra confianza, dejándoles manipular las cerraduras de nuestras casas o proporcionándonos copias de las llaves de estas.

El oficio de cerrajero, es sin duda, uno de los servicios más solicitados en la actualidad y que siempre está en activo.

Pero, ¿ha sido siempre así?.

La respuesta es sí, solo que no con el nombre de cerrajeros, proveniente de la palabra cerradura o en latín ´´serrare´´que significa ´´cerrar´´, como conocemos ahora, si no como herreros.

Estos, trabajaban mayormente con metales,produciendo ornamentos que servían como divisiones entre las casas, similares a los portones actuales.

Por ello es que los inicios de esta profesión van de la mano del uso de la forja, utilizado para fundir y darle forma al hierro hasta conseguir llaves y cerraduras.

Sabemos que en tiempos remotos, preservar la seguridad propia, y de los bienes personales era necesario, por lo que el oficio del herrero surge inmediatamente dando servicio a quien lo solicitase.

Aunque claro, confiar los instrumentos o las llaves al herrero era muy arriesgado en aquella época, por lo que para acceder al oficio, se les tomaba juramento bajo pena de muerte, como es el caso de los cerrajeros de la Corte Real Española, entre el sigo XVI y XVII fabricaban diferentes cerraduras y llaves de los palacios, entregándolas a los criados de más confianza.

Actualmente, el oficio de cerrajero, es un arte que generalmente es aprendido de padres a hijos, aunque existen escuelas técnicas de cerrajerías, donde ofrecen manuales y guías para practicar y aprender el oficio.

En cuanto a los métodos y servicios que los cerrajeros ofrecen, han variado obviamente con el tiempo, reparando, manteniendo o instalando todo tipo de cerraduras, candados, cilindros o cerrojos en todo tipo de puertas, así como en vehículos.

Sus sistemas de seguridad son mucho más avanzados, ofreciéndonos cantidad de ellos que aumenta la protección de bienes o personas.

Las herramientas han mejorado con el paso del tiempo, haciendo del oficio de la cerrajería mucho más rápido y eficaz.

Algunas de las herramientas que los cerrajeros emplean son; ganzúas, máquina duplicadora de llaves, lima de metal, destornilladores, martillos, tornillos de banco, pinzas de presión, taladros inalámbricos, brocas, escofinas, formol, machuelos, llaves estriadas de diferentes medidas o juego de dados de diferentes medidas que son utilizados para apretar o aflojar.

Summary
Article Name
La cerrajería, abrimos una puerta al pasado.
Author
Description
El oficio de cerrajero, uno de los servicios más solicitados en la actualidad , repara, mantiene o instala todo tipo de cerraduras, candados, cilindros o cerrojos en todo tipo de puertas.