La cerrajería artística

Cerrajería Artística

 

Cuando la fuerza y la resistencia del hierro, se une con la creatividad y la dedicación de un cerrajero, puede surgir un obra de arte visual y táctil donde podemos sentir de cerca el trabajo artesano de un profesional.

Pero, ¿qué es la cerrajería artística?

La cerrajería artística se define como un proyecto estudiado, proyectado y elaborado de un diseño a partir de un dibujo en el que utilizando materiales como el hierro, damos forma obteniendo un producto diseñado para la construcción o la decoración, ajustándose a las especificaciones técnicas y estéticas diseñadas.

¿Cómo se fabrica un producto de cerrajería artística?

Principalmente debemos realizar e interpretar un boceto para su elaboración, y esquematizando los elementos y formas de la pieza que garanticen su funcionalidad y estética.

Tras esto, realizaremos diferentes planos de tipos dibujados para su transformación en objetos o piezas, y trazando el desarrollo de los cuerpos de diferentes volúmenes y plantillas para su fabricación.

El cerrajero artístico utilizará las herramientas y máquinas para el trabajo y corte del material aplicando los conocimientos sobre geometría y aplicando las técnicas y sistemas de hornos lo que permitirá fundir y reconcer los metales para su modelado.

Acto seguido, el profesional deberá soldar, ensamblar y realizar las juntas de los elementos, clasificando y distinguiendo las principales diferencias y características y realizando uniones con remaches o tornillos.

Por último se realiza el acabado de las piezas, puliéndolas con radiales, limas, cinceles y aplicando acabados químicos.

Se finaliza aplicando barniz o cera y pulimentando la superficie barnizada.

¿Dónde podemos encontrar las mayores obras de arte de la cerrajería artística?

Sin salir de España, podremos encontramos en la puerta de entrada al banco de España en Madrid, construidas en hierro dulce por el artista Bernardo Asíns, que realizó obras tan importantes como puertas y verjas en la Biblioteca Nacional de Paseo de Recoletos.

En Sevilla podemos desplazarnos hasta la emblemática Plaza de Santa Cruz, donde después de un largo plazo, podemos volver a encontrarnos La Cruz de la Cerrajería,realizada en forja y realizada por el arquitecto Juan Talavera y Heredia.

Gracias al auge de la restauración de edificios antiguos, edificios religiosos, casas señoriales, o el gusto a lo exclusivo y al aprecio del estilo rustico,crecen las posibilidades de un buen desarrollo de la ocupación para los profesionales de la cerrajería artística, enfocados sobretodos en el ámbito de la decoración y la restauración de piezas antiguas.

La aparición de nuevos materiales, como por ejemplo, el aluminio fundido, permite a la cerrajería artística, destacar la belleza de lo clásico aprovechando la facilidad del proceso de las aleaciones ligeras.