Los Pomos y Manillas

Pomos y manillas

En el mercado podemos encontrar gran variedad en cuanto a comprar pomos y manillas, y tendremos que tener en cuenta cuál es la que mejor se adapta a las necesidades de nuestro hogar, ya que las manillas visten la puerta y dan el remate final.

Es una opción económica y rápida para poder cambiar la estética de la puerta instalando pomos o manillas.

Para ello, debemos de conocer el estilo de la estancia donde lo vamos a instalar, fijándonos en el acabado que mejor se adapte a la puerta en la que va a ir colocada.

La instalación de pomos o manillas es sencilla, aunque para un resultado y una garantía excelente, puede solicitar a uno de nuestros profesionales cerrajeros.

Disponemos de varias posibilidades en cuanto a manillas y pomos:

Pomos.

Sirve para accionar la cerradura de la puerta que permite abrir la puerta girándolo de una lado a otro, normalmente es cilíndrico.

Podemos destacar cuatro tipos de pomos:

  • Pomos de puertas de paso:

Están indicadas para cocinas y salones, y no necesitan mecanismo interno.

  • Pomos de puerta con pestillo:

Están indicados para dormitorios, baños o cualquier estancia que necesite de mayor privacidad.

  • Pomos de entrada con llave:

Están indicados para instalar en las puertas principales con llave de acceso.

  • Pomos de puerta de entrada:

Solo sirven como agarrados para tirar de la puerta en el caso de cerrar o abrir, tienen el mismo aspecto que las puertas de paso pero a diferencia de estos, son fijos.

Manillas.

Sirve para accionar el mecanismo de apertura y cierre de una puerta.

Podemos encontrarnos con dos tipos de manillas:

  • Manilla con placa:

Su palanca esta compuesta por una placa alargada.

  • Manilla sin placa o roseta:

Sirve para accionar el mecanismo de apertura y cierre de la puerta, este tipo de manilla tiene una base pequeña, cuadrada o redonda.

Cuando ya hayas elegido el pomo o la manilla para tu puerta, debes pensar si necesitas que lleve pestillo o cerradura, pudiendo optar entre el pestillo, usado para las puertas interiores como el dormitorio o el baño, o la cerradura, que necesita una llave para accionarse.

Para ello cualquiera de las dos opciones, necesitaremos hacer un troquel en la manilla, es decir, un agujero para instalar el sistema de cierre.

Si necesitas que te asesoremos en su instalación, tan solo debes de ponerte en contacto con nosotros, donde te realizaremos la instalación de pomos y manillas rápidamente y al mejor precio.