UNA LARGA TRADICIÓN

Larga tradición

La exposición en el Cercle Artistic de Barcelona, abre sus puertas el 16 de septiembre con la celebración de los 100 años del primer taller de la familia de cerrajeros y forjadores Martí.

Según elperiodico.com, Lluis Martí Cervera, emigró a Barcelona donde en 1915 su hijo Pelegrí adquirió por 2000 pesetas una cerrajería en la calle de Bailén.

Este taller celebra ahora su centenario con la exposición de las piezas del archivo familiar y colecciones privadas.

Con una tradición, de padres a hijos, el abuelo Pelegri enseño a su hijo, quien le paso el negocio y continúan en la actividad de forja artística y cerrajería en su talle de Sant Cugat del Vallés.

Los objetos se podrán ver en Els Marti, 1915-2015, donde habrán algunas herramientas antiguas, carteles originales, maquetas de escaleras, candelabros, lamparas, llaves, puertas y barandillas creados por las tres generaciones de la familia Martí.

Según Xavier Martí “el oficio no solo consistía en picar hierro. Hay que pensar la pieza, diseñarla, dibujarla. Coger un metal durisimo, calentarlo en la fragua a 1.200 grados y hacerlo tan dúctil que con un martillo, yunque y tenazas puedas realizar cualquier tipo de creación´´

Sin duda, el oficio de cerrajero lleva siglos practicándose, y aun así, actualmente, es un oficio que no se pierde entre padres e hijos, conservándolo a pesar de los avances tecnológicos y herramientas más modernas.